San Isidro: Denuncian vaciamiento del organismo que controla a los ex convictos

Los trabajadores del Patronato de Liberados protestaron en los tribunales para denunciar la falta de personal y las pésimas condiciones laborales. Además, advirtieron por las reiteradas situaciones de violencia y recordaron el asesinato de una compañera en Campana.

En los tribunales de San Isidro, trabajadores del Patronato de Liberados realizaron una protesta para poner de manifiesto dificultades laborales. Alertaron por la falta personal y denunciaron las pésimas condiciones en las que trabajan. Cabe remarcar, que este organismo es nada más ni nada menos el que se encarga de controlar a los ex convictos que recuperan su libertad.

“Queremos denunciar el vaciamiento que está realizando la institución. Nosotros trabajamos con las personas que tienen causas penales, que estuvieron privadas de su libertad y que cumplen condenas en libertad. Actualmente no tenemos personal y no tenemos recursos”, señaló Gabriela Trinidad, delegada de los trabajadores del Patronato de Liberados.

“Todos pudimos observar la terrible situación de una nena que asesinaron en La Plata por un hombre que debería haber estado preso. Las autoridades salen a decir que la culpa es del Patronato porque la trabajadora social no informó. Nosotros les queremos decir que tenemos delegaciones en donde trabaja solamente una trabajadora social para atender partidos enteros, que no tenemos personal y que cuando las personas vienen a pedir trabajo o a pedir asistencia no tenemos recursos para brindarles porque los programas tardan más de un año en salir”, explicó la mujer.

Trinidad consideró que “hay un proceso de vaciamiento de la institución”. En ese sentido detalló: “Las compañeras se están cansadas de cobrar salarios muy bajos, de no tener recursos para trabajar, de no tener apoyo institucional y comenzaron a renunciar porque ya no soportan la presión y porque la violencia es cada vez mayor”.

“Nosotros trabajamos en una problemática muy compleja y al no dar abasto y al no recibir respuesta, nosotros también recibimos esa violencia y en 2013 asesinaron a una compañera en Campana, llamada Laura Iglesias, quien se encontraba sola en una delegación”, agregó la trabajadora.  

Por último, la delegada del Patronato de los Liberados llamó a mejorar las condiciones laborales: “Tenemos que tener equipos, tiene que haber más personal y tiene que haber más recursos”. “Nosotros queremos trabajar, pero con estas herramientas tan flojas, realmente no vamos a poder asumir la tarea que nos encomiendan”, concluyó.

Comentarios