Comenzó la obra de remodelación de la plaza principal de San Miguel

Comenzó la obra de remodelación de la plaza principal de San Miguel


“En esta obra se mantendrá la geometría original y reemplazaremos el piso existente con baldosas de granito en todo el perímetro, y algunas baldosas táctiles en algunos sectores. Los árboles existentes quedarán rodeados con rejas, al mismo estilo de la Avenida Perón”, explicó al diario Clarín Felicitas Méndez, coordinadora de la Subsecretaría de Arquitectura y Desarrollo Urbano.

La iniciativa llega tras años de deterioro y solicitudes de vecinos y comerciantes de San Miguel. Aunque los alrededores de la plaza Mitre eran habitualmente mantenidos, los caminos internos tenían veredas muy rotas, había poco césped y quejas por la falta de iluminación. La semana pasada, la manzana amaneció con su perímetro cerrado y las máquinas comenzaron a trabajar. El primer paso fue remover todas las veredas perimetrales, que pronto serán reemplazadas por una parte de hormigón y parte de baldosas.

Luego removerán los senderos internos, que serán reconstruidos con baldosas graníticas.

En toda la plaza también reemplazarán las farolas existentes por nuevos reflectores, que además funcionarán con tecnología LED y aumentarán la iluminación y la visibilidad en todo el predio. Esta obra es un trabajo conjunto entre el Municipio y el Ministerio del Interior de la Nación.

En el parque de avenida Perón y Balbín también trabajarán sobre los monumentos, como el de Domingo Faustino Sarmiento, que tendrán una puesta en valor, aunque se respetará su impronta original. Además de restaurarlos y limpiarlos, se colocarán reflectores que permitirán que se luzcan mejor y tengan más protagonismo en el paisaje urbano.

Como complemento, en una segunda etapa está proyectada una intervención de la vereda que está sobre la calle Sarmiento, entre Balbín y Tribulato, en la cuadra siguiente a la plaza, donde se ubican los refugios de colectivos. Allí mejorarán la accesibilidad, para que los pasajeros y peatones circulen de manera más segura, con mejores veredas y rampas.

Los vecinos están entusiasmados con la obra, aunque un reclamo reiterado es acerca de la falta de juegos o un área de recreación para los niños. “Cuando diseñamos este proyecto, quisimos mantener la impronta de cómo fue la plaza desde sus inicios, porque tiene que ver con la identidad y la historia. Pero sí necesitamos mejorarla, para que todos los que transitan por allí puedan disfrutarla”, señaló Méndez.

Comentarios