Vicente López sigue apostando a la inclusión

En el marco de “Comercios sin barreras”, un grupo de personas con discapacidad, junto a responsables del Consejo Municipal por la Inclusión de las Personas con discapacidad, Comunidis, realizarán visitas en distintos comercios de Villa Adelina y Munro.

El objetivo de este proyecto es poder reconocer, recomendar e impulsar la práctica de la inclusión, la igualdad de oportunidades y la eliminación de toda forma de discriminación.

La actividad consiste en el recorrido de los locales y la identificación de negocios que no cuenten con comodidades en el ingreso para las personas con discapacidad. En el caso de contar con acceso inclusivo, los jóvenes pegaran un sticker color verde que dirá “Comercio sin barreras. Espacio Accesible”.

Para todos aquellos que no sean accesibles, se les dejará un folleto en el que explica la importancia de cumplir con el derecho a la accesibilidad e inclusividad.

Lo que se revisa en los comercios de permanencia corta como verdulerías, locales de ropa, carnicerías, es la presencia de rampas de acceso y que el ancho de la puerta de entrada sea de 0,90 metros a un metro o más. En el caso de los comercios de permanencia prolongada, entre ellos, bares y restaurantes se verifica la rampa de acceso, el ancho de la puerta y los baños accesibles.

Además, a los comercios gastronómicos se los deriva para que en forma gratuita se haga la carta del menú que ofrecen en la escritura braille. Hace cinco años el Comunidis y la Subsecretaría de Desarrollo Humano de Vicente López trabajan en esta cruzada que tiene como objetivo la implementación de accesos para las personas con discapacidad en los comercios.

Comentarios