miércoles, diciembre 2, 2020

Vecinos de San Isidro fabrican barbijos caseros y los donan al Municipio

Más Leído

Continúa el plan de asfalto y bacheo en Munro

Con el objetivo de optimizar la vida útil del pavimento en los puntos de mayor circulación, las obras...

Vicente López se sumó a la campaña de concientización para el cuidado del medio ambiente

Cientos de vecinos participaron de la jornada de limpieza de la costa, para ello, se invitó a los...

El instituto Bignone de Vicente López celebra el 19º aniversario

El objetivo principal del instituto y de todos los profesionales que integran al Bignone, es lograr el bienestar...

Presupuesto participativo: Avanzan las obras en el club Colegiales

A través del presupuesto participativo, el municipio desarrolla obras que beneficiarán a cientos de vecinos que realizan actividades...


Aún antes de que el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, decretara ayer el uso obligatorio de los llamados “tapabocas”, la pandemia por coronavirus movilizó a la familia Flores a crear barbijos caseros para la comunidad.

Los protagonistas de esta historia son Luciana y Martín junto a sus hijas Charo y Olivia. También participan otros vecinos de la cuadra. “Mi mamá es costurera, por lo que teniendo algo de conocimiento me nació ayudar a la gente que nos ayuda”, explicó la vecina del Bajo de San Isidro.

La familia puso manos a la obra y en menos de una semana entregaron más de 600 barbijos caseros al Municipio a través del área de Acción Social. “Mis hijas hacen las tizadas, mi marido los moldes, entre todos colaboramos. Los vecinos también nos ayudan, algunos nos traen material y otros cosen”, contó Luciana.

Ticiana La Monica, Directora General de Acción Social, contó: “A mediados de marzo una vecina se comunicó con nosotros para colaborar con el tema de los tapabocas, ya que los barbijos están destinados a los profesionales de la salud”.

Y agregó: “El Municipio tenía tela que otras personas también solidarias habían donado y una parte se la dimos a la familia Flores que en menos de una semana hizo más de 600 barbijos caseros y fueron repartidos al personal municipal de diferentes áreas”.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, visitó a la familia que dice “estar feliz de poder ayudar a quienes están en primera línea protegiendo a todos”.

En un decreto que se difundió ayer, Posse estableció que está prohibida la venta de barbijos N95, que deben estar disponibles solo para el personal de salud, y al mismo tiempo, obligó al uso de “elementos de protección de nariz, cara y mentón” en lugares públicos. “Nos emocionan estas acciones solidarias, que nos ayudan a concientizar y a poner en práctica la medida de fomentar el uso de barbijos caseros. Estamos muy agradecidos”, dijo el intendente.

Comentarios

Vicente López sigue apoyando los negocios barriales

Esta nueva edición, que se extiende hasta el domingo 29, contará con la participación de 4 heladerías de...

Campaña contra la violencia de género en San Isidro

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, y a partir de esa...

Plazas: San Isidro habilitó espacios de juegos y aparatos de actividad física

Los vecinos y vecinas del Partido de San Isidro ya pueden volver a disfrutar de los juegos y estaciones saludables en las plazas....

Empezaron las clases de revinculación en la mitad de los colegios de San Isidro

Después de siete meses, más de la mitad de los colegios de San Isidro empezaron las clases de revinculación. Alumnos de los últimos...

En formato Take Away Plus, vuelve el festival gastronómico Bocas Abiertas a San Isidro

Con estrictas medidas sanitarias y respetando los protocolos de distanciamiento social obligatorio, la VIII edición del festival Bocas Abiertas dejará este año el...

Más Articulos como éste

Comentarios