Se inauguró la temporada de verano para la tercera edad en San Isidro

Ante al calor, la pileta climatizada frente al río es una de las actividades preferidas por los jubilados que asisten a Puerto Libre, en el marco del programa municipal Juventud Prolongada.

Lejos de sentirse agobiados por el calor del verano, los jubilados de San Isidro no se toman descanso y ya disfrutan de las actividades de verano en Puerto Libre, sede del programa para la tercera edad “Juventud Prolongada”.

Con la presencia del intendente Gustavo Posse, cientos de adultos mayores inauguraron la temporada con distintas actividades y juegos en la pileta climatizada del predio ubicado en Martínez.

“Aquí hay propuestas todo el año. Trabajamos fundamentalmente en prevención de salud. Buscamos mejorar su calidad de vida no sólo a través de distintas actividades sino también desde la sociabilización, ya que no sólo se divierten y aprenden sino que se crean nuevas amistades”, expresó Posse.

A su lado, el director de Tercera Edad, Antonio De Pasqua, agregó: “Estamos muy felices de inaugurar una nueva temporada de verano donde tendremos muchas sorpresas. Habrá actividades recreativas, escuela de natación, Spinning acuático, aquagym, entre otras actividades, para que todos los jubilados puedan ejercitarse sin lastimarse ni hacer un gran esfuerzo”.

Y destacó: “Este año sumamos Kayak, un propuesta dirigida por profesores especializados que acompañarán a los adultos mayores que se quieran sumar a esta aventura. Primero, una etapa de práctica en la pileta y luego, con los debidos estudios médicos realizados, en el Río de la Plata”.

Sin embargo, la pileta no será la única atracción. El centro recreativo organizará caminatas; clases de folklore, tango y rock; talleres de plástica y pintura; juegos y recreación; yoga y estiramiento; tejo, croquet, bochas; entre otras actividades.

Mientras jugaba con una gran pelota en el agua, Cesarina Mamarella de Villa Adelina, comentó: “Este lugar es una hermosura. Hace 27 años que vengo y cada día me sigo sorprendiendo. Realmente, es un espacio inigualable que espero que siga para siempre así todos pueden disfrutarlo”.

Sin dejar de sonreír, Delia Dutra de Boulogne: “Desde que vengo a Puerto Libre me cambió la vida. Es increíble la cantidad y el nivel de actividades que ofrecen en este predio.

Ana María Zaita: “Yo amo Puerto Libre. Viene mi mamá que tiene 83 y yo con 64 pero con todo lo que hacemos parece que las dos tenemos 15. Esto que ofrece el Municipio es único, ojalá lo puedan replicar en otros lugares porque sin dudas mejora la vida”.

Comentarios