miércoles, enero 27, 2021

Nueva donación de iconografía histórica para la Quinta Los Ombúes de San Isidro

Más Leído

Con todos los protocolos necesarios: continúa abierta la inscripción a las colonias de verano 2021

Los protocolos contemplan la medición de temperatura, sanitizado de manos al ingreso al predio, la obligatoriedad de uso...

Realizarán en Vicente López el segundo encuentro de cultura japonesa y arte textil

El primer encuentro tratará sobre los dobleces de Itajime shibori, una de las tantas variantes del shibori, donde...

Nuevo taller en Vicente López sobre criterios sonoros en el teatro

Quienes se participen, harán junto a Mescia un breve repaso de la historia de la música de teatro...

Continúa en Vicente López la atención y desinfección en zonas bancarias

Al momento de ingresar o egresar de la entidad bancaria, el personal ofrece sanitización a las personas con...

Se trata de los retratos al óleo de Bernabé Márquez y de su esposa Francisca de la Serna. Las pinturas datan del año 1891 y su autor es el artista plástico suizo Michele Carmine. Se pueden visitar en el museo ubicado en Adrián Beccar Varela 774.

El Museo “Dr. Horacio Beccar Varela”, ubicado en la Quinta Los Ombúes (Adrián Beccar Varela 774), recibió de parte de Ana Gammalsson la generosa donación de dos cuadros históricos auténticos que representan a figuras identitarias de San Isidro.

“Vecinos del partido y otros allegados a la Quinta Los Ombúes siguen depositando su confianza en esta institución como custodio de la memoria local y narrador de su historia en clave museológica”, afirmó su directora Marcela Fugardo.

La donación consta de los retratos al óleo de Bernabé Márquez y de su esposa Francisca de la Serna. Las pinturas datan del año 1891 y su autor es el artista plástico suizo Michele Carmine, quien permaneció una temporada en Buenos Aires. Entre sus discípulos locales se encuentra Carlos Ripamonte.

Bernabé Márquez (1789 – 1882) es una de las figuras relevantes del pasado tardo colonial y postcolonial de San Isidro y una avenida del distrito lleva su nombre. Según tradición oral, en la chacra de su padre se refugiaron los voluntarios que habían de incorporarse a las fuerzas de Liniers para reconquistar Buenos Aires, en 1806. Fue Juez de Paz y presidente de la Corporación Municipal de San Isidro. Su acción fue progresista y tesonera e hizo numerosas obras como la primera mensajería, el alumbrado público, la conservación de los caminos y el mejoramiento de la asistencia a los enfermos. Costeó de su peculio la escuela que hoy lleva su nombre.

Su retrato y el de su esposa se suman ahora a la galería de hombres y mujeres que desde los albores de la patria independiente han aportado su impronta a la identidad de San Isidro.

Comentarios

Con todos los protocolos necesarios: continúa abierta la inscripción a las colonias de verano 2021

Los protocolos contemplan la medición de temperatura, sanitizado de manos al ingreso al predio, la obligatoriedad de uso...

Más Articulos como éste

Comentarios