Miles de vecinos acompañaron el Carnaval de Martínez

El Carnaval de Martínez fue una fiesta con una multitud de vecinos en las calles, murgas que mostraron sus destrezas, una divertida guerra de espuma y talleres de maquillaje y armado de maracas que no tuvieron pausa

El Carnaval colmó anoche de ritmo, danza y color a Martínez con el paso de nueve murgas que desde las 20 y hasta pasada la medianoche mostraron sus habilidades en el corsódromo montado en la Avenida Fleming, donde una multitud de vecinos disfrutó y fue parte de esta fiesta gratuita organizada por la Subsecretaría General de Cultura de San Isidro.

“Fue una verdadera fiesta con muchísimas familias que disfrutaron en armonía, sin ningún tipo de altercado o inconveniente, del trabajo de las comparsas que además de su faceta artística desarrollan una gran labor social clave ofreciéndoles un marco de contención y sacando a los chicos de la calle”, sostuvo Gustavo Posse, intendente de San Isidro.

Un Carnaval que es la mejor vitrina para las murgas locales, que se preparan todo el año para este evento, y se ha convertido en una cita ineludible para familias enteras que se hacen protagonistas dentro y fuera de las vallas.

“Las comparsas crecen año tras año en su compromiso artístico, con sus danzas, su puesta en escena, su música, y la gente responde masivamente a un Carnaval que espera con ganas y lo hizo propio”, expresó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura del municipio.

Y mientras la pasarela ganaba en calor, en las veredas una inofensiva guerra de espuma convocó a chicos, y no tanto. Pero también hubo talleres gratuitos de maquillaje artístico y de armado de maracas con material reciclable, entre envases de plástico, capuchones de marcadores y mostacillas. Un alto en el combate que convocó a más de 600 chicos en dos carpas sin pausa.

“Está genial, ya arrojamos cuatro tubos de espuma y ahora vinimos para el lado de los talleres”, dijo Juan Costa Urquiza, de Martínez, mientras sus hijos, Pedro y Marcos, terminaban las maracas y tenían en sus bolsillos el número para luego pasar al sector de maquillaje.

Bajo un techo de banderines de colores, celulares en modo foto o video, muchos chicos en los hombros de los mayores y murgas que hicieron lo suyo, de Los soñadores de Beccar, Locos por el ritmo, Los desordenados de La Sauce e Iluminados de la noche hasta Los Incomparables de Martínez, Los Pioneros de Villa Adelina, Lloviendo estrellas, El banquito y Los inesperados de Martínez.

Mucho color, lentejuelas, polleras al viento, baterías de percusión que desde atrás se hicieron escuchar, juegos de humos de colores y cuerpos de baile en el que se intercalaban niños de tres años hasta abuelos que se movieron a la par de los jóvenes. En los micrófonos, Antonella Fonte y Santiago Marocchi, y entre murga y murga, Comando Carnaval, que entretuvo con malabares, monopatines, aros con luces fluo, monopatines y destrezas circenses.

“Es una adrenalina y emoción tremenda. Todo un año preparándonos. Esto es una gran familia, los trajes los hicimos entre todos, bordando y bordando en nuestras casas”, dijo Claudia Burgos, de Los Soñadores de Beccar, a poco de salir al ruedo junto a su nieta, Isabella, de sólo tres años.

“Este año nos preparamos a full, los trajes, las galeras, los instrumentos, y la gente de Martínez nos recibió excelente”, comentó Jeremías Buldurini, que toca el zurdo en Locos por el Ritmo, también de Beccar.

“Es mi primera experiencia en este Carnaval. Me encantó, estoy alucinada por la organización y el nivel de algunas de las murgas”, aseguró Isabel di Campello, que integra el jurado del II Concurso Municipal de Murgas de San Isidro, junto con Emiliano Laurito y Javier Julián Narváez, que entregará $50.000 para el primero puesto y $30.000 para el segundo, además de un premio Revelación.

Con salida desde General Pirán, cada murga recorrió unos 500 metros hasta Monseñor Larumbe, donde se agrupaban bien apretados para el adiós, con los parches arriba, a puro baile, sin ganas de dejar atrás las vallas y con un deseo compartido que apareció en algunas de las remeras de los de El banquito: Mil carnavales quiero vivir con vos.

+ La segunda fecha se realizará el lunes 4, desde las 20, en la Avenida Rolón y Olazábal, Boulgone (se recomienda llegar a las 19). En caso de lluvia pasará al martes 5.

+ Parte de lo recaudado por la venta de espuma será destinado a la Asociación Cooperadora del Hospital Materno Infantil de San Isidro y a la Cooperadora de Casa de Cultura de San Isidro.

Comentarios