Filgueira: “El Municipio que recibimos refleja la falta de sensibilidad de estos años”

Filgueira: “El Municipio que recibimos refleja la falta de sensibilidad de estos años”


Filgueira describió que “Después de 4 años de ajuste, en la que fueron cada vez más las personas que cayeron en el pozo de la pobreza, nos encontramos con un área de Desarrollo Social sin capacidad de dar respuesta a cuestiones mínimas. Sólo por dar un ejemplo: para asistir a una persona en situación de calle, las trabajadoras sociales tenían que hacer rifas para juntar plata y poder pagarle un hospedaje. Ni hablar de la posibilidad de resolver cosas como un incendio”.

La primera concejal se refirió también a la situación de la salud: “Lo que quedó fue la huella de la insensibilidad”. Y gráfico: “En el Hospital Sanguinetti no hay cortinas en el baño, ni para separar las camillas en habitaciones en donde conviven hombres y mujeres. La falta de privacidad es indigna; y no estamos hablando de grandes obras, son cuestiones básicas que hacen al bienestar del paciente y que tienen que ver, fundamentalmente, con ponerse en sus zapatos y respetarlo”.

Luego señaló las deficiencias que se registraron en la flota vehicular: “Encontrarse con un cementerio de vehículos de seguridad y de salud en el depósito judicial, da bronca. Tantas veces escuchamos a vecinos desesperados, que necesitaban un traslado a un hospital o que llamaban a un móvil de seguridad, y recibían el silencio y la indiferencia por parte del Municipio. Y resulta que hay una cantidad de autos y camionetas paradas, pero por problemas que son menores y que la gestión anterior decidió no reparar”.

Además, mencionó casos como el del Polideportivo de Del Viso: “Inauguraron la obra con una institución que está funcionando colgada de la luz. Es una muestra más de que la gestión anterior gobernó para la foto, pero que no tuvo un interés real por nuestros clubes de barrio e instituciones. Que se acordó solamente en campaña cuando ya era tarde”. Y agregó: “La misma desidia se ve en lugares como la Casa de la Cultura de Fátima, que tiene peligro de derrumbe, debido al deterioro y a la ausencia del Estado”.

“Las situaciones que nos encontramos van desde haberse llevado una cafetera o una heladera de las oficinas municipales a una alarmante desprolijidad administrativa. Conociendo cuál era la situación económica y social que íbamos a recibir, la gestión anterior decidió destinar los fondos municipales a plazos fijos y a la timba financiera. Y estas fueron decisiones que se tomaron el 23 de noviembre, sabiendo que se iban”, describió. Y remató: “Evidentemente quisieron impedirle a la nueva gestión que tenga recursos para brindar una mejor calidad de servicios”.

De la misma manera, graficó: “En obras públicas no solamente tenemos construcciones sin terminar sino que además no hay suministro de combustible o asfalto. Hay una demanda contenida de más de 60 días y nada de material”.

De todas maneras, la concejal remarcó que “No se trata de poner excusas, sino de dejar de manifiesto lo que recibimos, porque nos encontramos con una situación peor de la que esperábamos. Pero nuestro compromiso diario estará puesto en tomar medidas que apunten a darle respuesta a los problemas de la gente”. Y concluyó: “Vamos a ponerle el cuerpo y el corazón a cada una de estas situaciones, porque llegamos con la misión de poner a este Municipio de pie y estamos seguros de que vamos a poder hacerlo”.

Comentarios