Con más de siete mil chicos, empezaron las Colonias de Verano 2019 en San Isidro

Niños y adolescentes concurren diariamente a los campos municipales de deportes para sociabilizar, formar amistades, educarse en valores y realizar actividades deportivas.

Nuevo año y una nueva edición de un clásico sanisidrense que comienza con una exitosa convocatoria: 7.025 chicos se inscribieron en las colonias municipales de verano y concurren diariamente a los campos de deportes para sociabilizar, formar amistades, educarse en valores y realizar actividades deportivas

Asisten niños, de 4 a 12 años, y jóvenes, de 13 a 17, que juegan entre ellos en cada uno de los campos, ubicados en las seis localidades del distrito, y practican fútbol, hockey, vóley, natación, gimnasia artística, ajedrez, taekwondo, atletismo, kayak, windsurf, yachting, teatro y telas, entre otras disciplinas.

“El deporte para nosotros es parte fundamental de la educación que tienen todos los chicos hasta llegar a la adultez. Acá muchos de ellos conocen las distintas disciplinas, se enganchan y terminan viniendo año a año a las colonias durante toda su infancia y adolescencia. Incluso algunos después estudian el profesorado de educación física”, afirmó José Goyanes, director general de Deportes.

Y agregó: “Los niños y adolescentes vienen y se hacen amigos, y esa amistad dura a través de los años. Eso para nosotros es importantísimo”.

Como todos los años los vecinos también pueden acceder a la colonia del Centro Municipal de Actividades Especiales (CeMAE) donde se llevan a cabo diversas tareas recreativas, como básquet, tenis, waterpolo y ajedrez, para personas con discapacidad.

En esta edición los colonos del CeMAE, mayores de 18 años, además disfrutan del Campo Nº 9 de San Isidro, en el que se organizan campamentos y los adolescentes practican deportes acuáticos como el windsurf, embarcación a vela y kayak.

“Vengo hace cuatro años y siempre la pasó excelente. Antes no deseaba que llegue el verano, por el calor, hasta que empecé en las colonias y ahora lo que más quiero es que llegue”, comentó entre risas Agustín Vázquez, del Bajo de San Isidro.

A su lado, su amiga Candela Rabasana, de Boulogne, remarcó: “Las colonias son re lindas. Compartís, hacés amigos, prácticas deportes, está genial. De hecho estoy de novia con un chico que conocí acá”.

“Desde los seis años que vengo a las colonias. Acá me relajo y es como mi segunda casa. Los profesores son espectaculares”, concluyó Sergio Antonasio, de Boulogne.

Comentarios