Con más de 6 mil espectadores, finalizó el Festival de Cine y Música en San Isidro

Una verdadera multitud disfrutó a lo largo de siete noches de la décima edición del ciclo, que exhibió obras maestras del cine mudo musicalizadas en vivo por orquestas y solitas en los jardines del Museo Pueyrredón.

Dos filas atrás, Susana Rey que se vino desde Hurlingham, sostuvo: “Lo vi en las redes sociales y me pareció muy linda esta propuesta. La verdad felicito al Municipio de San Isidro y ojalá que otros distritos repliquen esta idea”.

En los jardines del Museo Pueyrredón, la proyección del film “El Cameraman” fue el broche de oro de la décima edición del Festival de Cine y Música de San Isidro, que durante siete noches consecutivas recibió a más de 6 mil personas.

La iniciativa, organizada y producida por la Subsecretaría General de Cultura del Municipio junto la Fundación Cinemateca Argentina, con el apoyo del Grupo Asegurador La Segunda, permitió que el público pueda disfrutar en forma gratuita de grandes obras maestras del cine mudo acompañadas por música en vivo compuesta y ejecutada por prestigiosos artistas locales.

“Esta edición, que fue la de los grandes éxitos, resultó consagratoria. Tuvimos mucho público nuevo que supo decodificar y comprender el valor profundo del festival, que no se parece a ningún otro. Es una propuesta que creció en gran medida por los artistas, que tienen el enorme desafío de musicalizar cada película y ponerse al servicio de lo que un director quiere contar”, afirmó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

La película estadounidense “El Cameraman” (1928), musicalizada por la orquesta La Antigua Jazz Band, fue la elegida para cerrar el festival,  que  tuvo grandes éxitos de la pantalla grande como “El hombre con la cámara”, “Que viva México”, “Tabú”, “La quimera del oro”, “Así cantaba Carlos Gardel” y “Nosferatu”.

Minutos previos a subir al escenario, el director de La Antigua Jazz Bland, Pablo Scenna expresó: “Es un gran honor nuevamente realizar el cierre de este festival. Lo ensayamos especialmente, más allá de nuestro repertorio, agregamos música que no está en nuestros conciertos y las imágenes nos van marcando los tiempos”.

Y señaló: “Nos produce una gran satisfacción que un Municipio pueda mantener en el tiempo un festival de esta envergadura. Esto nos ayuda a sentir que no estamos solos en la lucha de hacer arte, sino que hay una política oficial para llevarlo adelante”.

En esta décima edición de Cine y Música, las proyecciones fueron al aire libre en el Museo Pueyrredón, con excepción de la película “Así cantaba Carlos Gardel”, que la lluvia obligó a trasladar la sede al auditorio del Colegio San Juan El Precursor.

Sentado en primera fila junto con su hijo, Fernando Pérez Morales de San Isidro, comentó: “Siempre venimos a disfrutar de este espectáculo impagable. Este es un festival que no existe en otros lugares, por eso San Isidro marca una diferencia enorme. Se los recomiendo a todos los vecinos”.

Dos filas atrás, Susana Rey que se vino desde Hurlingham, sostuvo: “Lo vi en las redes sociales y me pareció muy linda esta propuesta. La verdad felicito al Municipio de San Isidro y ojalá que otros distritos repliquen esta idea”.

Esperando a que comience la proyección, Silvina Monter, sanisidrense que vive en Holanda, expresó: “Desde 1970 que no venía al Museo Pueyrredón y la verdad lo encontré súper hermoso y cuidado. Ni bien llegué a Buenos Aires, le dije a mi cuñada que no podía perderme este gran espectáculo que tiene repercusión a nivel nacional e internacional”.

“Vengo todos los años a disfrutar de esta propuesta cultural que lleva adelante el Municipio. Se goza de un espectáculo increíble en el Museo y encima nos regalan pochoclos”, cerró entre risas, Celina Viera, vecina de Beccar

Comentarios